098 333 83 68    /   099 940 19 80

Perder peso: rápido, efectivo, de forma natural y sin pasar hambre

Efecto rebote

Comparte este post

Hay distintas maneras de perder peso significativamente rápido.

Perder peso de una forma rápida, efectiva, sin pasar hambre y de forma natural, es posible. Sin embargo, para conseguir este objetivo, tienes que saber que se necesita de una fuerza de voluntad muy grande, puesto que el hambre puede provocar que desistas del método que te daremos a conocer.

El plan que tenemos pensado para ti te brindará los siguientes beneficios:

  • Reducir el apetito de forma significativa
  • Perder peso rápidamente, sin pasar demasiada hambre, y
  • Mejorar la salud metabólica

    A continuación, describimos en 3 simples pasos la fórmula efectiva para perder peso de forma veloz.

1. Alimentos que tienen que ser reducidos en tu plan de comidas (azúcares y carbohidratos)

¿Es posible estimular a nuestro cuerpo para que entre en un proceso físico y químico para que actúe a favor de perder peso? La respuesta es sí.

Para que el organismo empiece a consumir grasa localizada en lugar de carbohidratos para obtener energía, es fundamental reducir la ingesta de azúcares y carbohidratos.

Asimismo, al momento de minimizar estos alimentos disminuirá el nivel de hambre y por ende la ingesta de calorías. Menos calorías es igual a un déficit calórico y en ese momento el cuerpo entra en un proceso denominado lipólisis, que es la obtención de energía mediante grasa corporal.

Por otro lado, al alimentarse reduciendo las porciones de almidones (carbohidratos), automáticamente disminuyen los niveles de insulina, lo que favorece a que los riñones eliminen el exceso de sodio y agua del cuerpo.

Una investigación reflejó que las personas que decidieron reducir azúcares y carbohidratos perdieron aproximadamente 5 kilos en los primeros 7 días.

RESUMEN: Recortar comidas con altas porciones de carbohidratos impulsa a disminuir el apetito, lo que reduce niveles de insulina y lleva a perder peso sin sensación de hambre.

2. Agrega más proteínas, grasas saludables y verdura en tus platos

Si se incluyen más proteínas, una fuente de grasas saludables y verduras hace que la dieta se sitúe en los niveles recomendados de consumo de carbohidratos, de 20 a 50 gramos diarios.

Alimentos altos en proteína

Huevos: La yema de huevo es una fuente saludable y alta en proteína.
Pescados y mariscos: Salmón, tilapia, atún, entre otros.
Carne: Pechuga de pollo, lomo de cerdo, pechuga de pavo, etc.

Para perder peso, la proteína es el mejor valor nutricional, no obstante, no hay que abusar del consumo de estos aminoácidos.

Estudios médicos avalan que el consumo considerable de proteína acelera el metabolismo entre 80 a 100 calorías por día.

De igual manera, ayuda a restar los antojos y en un 60%, sintiendo saciedad y consiguiendo comer 440 calorías menos diariamente.

Verduras con niveles bajos de carbohidratos

  • Espárragos
  • Pepino
  • Coliflor
  • Berenjena
  • Vainitas
  • Lechuga
  • Pimiento verde, rojo, amarillo
  • Tomate
  • Kale

Un plan alimenticio en base al consumo de carne y verduras comprende toda la fibra, vitaminas y minerales que se necesitan para estar saludable.

Dónde encontrar grasa saludable

Aceites de: oliva, coco, aguacate.

Consumir alimentos con niveles bajos de carbohidratos y bajos en grasa conlleva al fallo debido a que dará una sensación de mucha hambre y puede motivar a dejar el plan.

RESUMEN: Para obtener una sensación de saciedad es sumamente importante agregar a tus comidas, alimentos ricos en: proteína, grasa saludable y vegetales bajos en carbohidratos.

3. Entrena con pesas al menos 3 veces por semana

¿Hacer pesas adelgaza o engorda? Las personas que tienen como objetivo perder peso han dejado la actividad física con pesas de lado, y esto es un error.

Lo cierto es que practicar ejercicio con pesas es una herramienta efectiva y mucho más rápida, a diferencia de solo optar por actividades cardiovasculares como: correr, caminar, trotar o montar bicicleta.

El levantar pesas junto a una dieta saludable, como la antes mencionada, aumenta el metabolismo puesto que induce a trabajar al músculo de manera intensa, elevando el metabolismo basal y requiriendo de los depósitos de grasas y glucógeno para recuperarse.

Además, el consumo de calorías no sólo se da a la hora de entrenar, pues al momento que el cuerpo está en reposo los músculos requieren aún de oxígeno y de esta manera el cuerpo sigue quemando calorías para facilitar este proceso de recuperación.

RESUMEN: Actividades físicas de resistencia como levantar pesas aumenta el metabolismo más rápido, e incluso sigue consumiendo calorías estando en reposo lo que la hace más efectiva a comparación del entrenamiento de cardio.

10 consejos para acelerar el proceso de pérdida de peso

  1. Elimina el azúcar en el desayuno, se ha comprobado que incluir proteína en la primera comida del día ayuda a evitar tener “antojos” e ingerir menos calorías durante el día.
  2. Evita bebidas y alimentos con azúcares ocultos. En lo posible quita de tus hábitos alimenticios refrescos con saborizantes, gaseosas y no consumas azúcar en jugos naturales. Otros alimentos a ser eliminados son cereales, salsas, snacks, pan de molde, entre otros.
  3. Incrementa la ingesta de grasas insaturadas. Alimentos como el aguacate, frutos secos y pescado azul, mejoran la sensación de saciedad y disminuyen el colesterol y la tensión arterial siendo fuentes antioxidantes y de omega-3.
  4. Los alimentos ricos en fibra (fruta, verduras y legumbres) son claves para mantener un tránsito intestinal en funcionamiento óptimo. Ingiere al menos 25 g de fibra al día.
  5. El estrés activa el cortisol, una hormona que ayuda a controlar los niveles de insulina y por lo tanto la obesidad. Aprende a relajarte, encuentra actividades que te ayuden a desestresarte.
  6. Toma café o té. El café o té son bebidas que no contienen calorías y estimulan el funcionamiento del metabolismo hasta un 11%.
  7. Establece un horario fijo para dormir. Las malas noches alteran el metabolismo y hábitos alimentarios. Duerme entre 6-8 horas para evitar la sensación de apetito a lo largo del día.
  8. Durante el día toma 2 litros de agua por día. Es preferible que sea fuera de las comidas. Además, si tienes sensación de hambre se aconseja tomar un vaso o dos de agua porque en algunas ocasiones el cerebro confunde la sed con hambre.
  9. Elige alimentos ricos en Zinc. La espinaca, la carne de ternera, el cacao, las habas, los champiñones, entre otros contienen este mineral. El zinc es de gran ayuda para la pérdida de peso porque disminuye el apetito.
  10. Mantente activo la mayoría del tiempo. El estar siempre en actividad, ya sea salir a caminar, elegir ir por las escaleras, saltar la cuerda, etc. Mejora la capacidad de perder peso y hace que el cuerpo esté en constante proceso de consumo de calorías.

Conclusión:

Se puede perder mucho peso, pero la velocidad de esta pérdida depende mucho de la persona, su fuerza de voluntad y seguir las tres reglas explicadas.

Al momento de disminuir carbohidratos en sus comidas disminuye niveles de insulina, transforma el campo hormonal y motiva a que su cuerpo y cerebro busquen perder peso.

Hay estudios que avalan una reducción de peso de 2 a 3 veces más efectiva y rápida a diferencia de dietas típicas bajas en grasas y pocas calorías.

Antes de optar por este plan para perder peso, es necesario que consulte a un médico si esta opción se ajusta a su cuerpo y estilo de vida.

Suscríbase a nuestro Newsletter

Manténgase actualizado con los métodos más efectivos para bajar de peso

Más temas relacionados

¿Sigues luchando contra la OBESIDAD?

Millones de personas buscan una solución efectiva para decirle adios al sobrepeso y la obesidad.

Suscríbete y descubre como podemos ayudarte en tu proceso de pérdida de peso SIN CIRUGÍAS – SIN ENDOSCOPÍA Y SIN ANESTESIA